787 Dreamliner: el avión verde

7_87.jpg

Uno de sus puntos revolucionarios es que sustituye en un 50% el aluminio, material omnipresente hasta ahora en la fabricación de aviones. De esta forma la mitad de su construcción es gracias a materiales compuestos, como la fibra de carbono. «Al fabricar una sección de fuselaje en una sola parte, se eliminan 1.500 láminas de aluminio y entre 40.000 a 50.000 roblones», afirmó el constructor. Según Boeing los componentes son más resistentes y durables y permiten además una reducción de peso que repercute en el consumo de combustible del 787.

El Dreamliner, «tiene condiciones de vuelo comparables, consumirá 20% menos carburante que los aviones del mismo tamaño» que están actualmente en el mercado, lo cual conlleva beneficios medioambientales, apunta la constructora aeronáutica.

La empresa ha dejado entrever que su nuevo producto permite una reducción de un tercio de los costos de mantenimiento.

Entre las otras innovaciones del 787, del cual Boeing espera lanzar cerca de 2.000 ejemplares en 20 años, figura un sistema de comando que ya no será hidráulico sino eléctrico, más comodidad en la cabina, ventanillas más grandes así como una presurización más húmeda que en los modelos actuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s