Sobre como el miedo a los “sub-prime” puede extenderse

subprime.jpg

Las hipotecas subprime son aquellas que, habiendo clasificado el prestamista como del tipo B, C o D el crédito a conceder, según la capacidad de endeudamiento del prestatario y su historial de devoluciones, descubiertos bancarios y retrasos en el pago de sus tarjetas de crédito, las hipotecas llevan aparejadas una cláusula, o varias, por la que tal hipoteca tendrá un tipo de interés más alto del convencional y una tasa anual adicional para compensar la baja calidad del crédito que merece el prestatario.

Para compensar la mayor cuota mensual que resultaría de aplicar las condiciones anteriores, se establece por lo general, un pago final elevado, por lo que las cuotas así calculadas resultarán más asequibles al deudor, al ser calculadas sobre un importe menor a amortizar. Sin embargo, es claro que esta “facilidad” crediticia se convertirá en un dardo envenenado si, suponiendo que el cliente haya podido satisfacer todas las cuotas mensuales, deberá pagar entonces la cuota final como pueda, para satisfacer la totalidad de la deuda garantizada con la hipoteca de su casa.

Dada la situación inmobiliaria de los EE.UU., la subasta de las casas de las que se haya ejecutado la garantía hipotecaria, no generará el importe del crédito pendiente de cobrar, con toda probabilidad. Con lo que los propietarios morosos (unos 900.000 hasta el momento) las habrán perdido y los acreedores no recuperarán su dinero. Es por esto que, tres senadores demócratas propusieron el jueves pasado en EE.UU., la utilización de 300 millones de dólares de fondos federales, para ayudar a refinanciar las problemáticas hipotecas “subprime” con la introducción de una ley que requiera a los intermediarios y prestamistas a actuar en interés de los prestatarios.

picture-1.png

En un clima escpeculativo, como el que se ha vivido en los EE.UU. (y muchos otros países), todo el mundo tenía un gran incentivo para hacer dinero rápido con el tema inmobiliario, desde el propio solicitante del prestamo (que quería la ganancia rápida), como el agente inmobiliario y el agente prestamista (que querían su comisión). Además no había temor por la poca capacidad de pago del solicitante, conocidos como NINJA (no income, job or assets), porque lo más usual era que revendiera o traspasara la hipoteca rápidamente. Pero el tema es que, esta estrategia alcanzó límites insospechados.

Hasta hace pocas semanas cuando dos “hedge funds” administrados por Bear Stearns Asset Management Inc, un banco de inversión, declararon estar en graves problemas por el incremento del riesgo de impago por parte de las hipotecas tan riesgosas, además de prestamistas como Merrill Lynch, trataron de vender sus colaterales, pero pararon porque sólo lograron derrumbar los precios. Bear Stearns Asset Management Inc aportó algo de su dinero para tratar de solventar el problema, pero aún sigue ahí y con riesgo de agravarse, porque al estar el ritmo de construcción en los EE.UU. tan acelerado, ya con miles de viviendas construidas o en construcción, y unido esto al temor por el cada vez más real riesgo de impago, causó que no se esten otorgando prestamos con la misma facilidad que antes, originando a su vez exceso de oferta de inmuebles y consecuente posible crisis inmobiliaria.

Como la historia ha demostrado económicamente hablando, las leyes y políticas para regular las economias y evitar excesos y abusos, han surgido un poco por ensayo y error, es decir, cuando los mercados, aprovechandose de posibles vacíos legales, ha hecho uso de estos para alimentar burbujar o bonanzas irreales. Por lo tanto, imagino que parte de la lección aprendida a raíz de esta crisis será, entre otras cosas, que las tres grandes agencias de calificación crediticia (Fitch, Moody´s y S&P) sean realmente sancionadas por la Rerserva Federal Americana, aunque sea para afectar significativamente su reputación, y así ser más eficientes a la hora de advertir a los inversionistas sobre los riesgos existentes en los mercados, cosa que no hicieron con Enron y WorldCom.

subprime1.gif

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s